jueves, 10 de febrero de 2011

Aquí estoy, comenzando una tercera etapa...

¡¡¡BIENVENIDOS A LA NUEVA VENTANA INDISCRETA!!
 
Dicen que renovarse es vivir, ¡y vaya si lo es!!

Suele suceder, que a veces se siente miedo a los cambios, o tal vez no sea miedo, si no simplemente comodidad y dejarse estar o llevar... ¿Para qué arriesgar si total estamos bien así?

En ocasiones, factores externos a nuestra voluntad hacen que esa quietud se vea alterada, y de pronto, nos empujan a tomar otros rumbos. Lo bueno es cuando esos factores aparecen después de una tormenta en que pareciera que los cimientos se hunden. Algo así, y como muchos ya saben, acaba de suceder con La ventana, pero como con todo lo que se genera de manera injusta y maliciosa, a la larga siempre vuelve el bien para quien lo merece y el mal para el que procedió injustamente... Pero ya no vale la pena recordar esos episodios, ¿para qué?, allá cada uno con su conciencia…  pero sí en cambio, es bueno ver la parte positiva de todo esto... ¡¡y la hubo!!!

Voy a contar un cuentito...

Algunos son muy oscuros y otros son seres de luz


Siempre digo -porque lo pienso-, que ante la adversidad, solamente está en nosotros el levantarnos tratando de superarnos día a día. Y aunque un blog no sea algo importante en comparación a lo que realmente lo es, no deja de marcar un perfil de lo que somos como sociedad. Lamentablemente la envidia, sigue siendo uno de los 7 pecados capitales, y lo peor es que nunca dejará de serlo...

Pero la parte positiva de esta historia que intento contar, es que ante la maldad, surgió la bondad de un chico correntino de 16 dulces añitos (seguidor de La ventana), quien fue el que me incentivó para hacer el nuevo sitio y que además, generosamente me lo regaló.

Hacía rato que Lucas me insistía para que tuviera un sitio punto com, a lo que yo me oponía (tal vez, por eso de la comodidad de la que hablé más arriba). Pero cuando pasó lo que pasó, ahí estuvo insistiendo de nuevo, y a pesar de su corta edad, dándome las fuerzas que a veces no tiene ni da un grande, y obligándome a aceptar. Eso es lo que me hace ver con esperanza el futuro, porque creo que chicos así, debe haber a montones, sólo que a veces no los vemos, o pasamos demasiado apurados y no nos damos cuenta.

Yo tuve la suerte de encontrar uno... que me ayudó a tener ganas otra vez de enfrentar esta tercera etapa desde cero, como ya lo he hecho en otras oportunidades.

Lucas participa en el blog Todos con Telefe, y no sólo se acercó a mí ya hace un tiempo relativamente largo, si no que también hizo el armado del nuevo sitio (en menos de 48 hs.), con una paciencia franciscana cuando yo me negaba a incorporar demasiado modernismo al diseño de la nueva Ventana. Me tuvo tanta paciencia, que después de muchos intentos y pruebas con la cabecera del blog, hasta aceptó dejar de lado su trabajo para volver a incorporar la viejita pero clásica imagen, de acuerdo a mi gusto rebelde.

¡¡Y ahora, arrancamos con la tercera etapa!!! ¡Y esta es la vencida!!


Gracias infinitas a los amigos que se han solidarizado con lo sucedido, que fueron ¡TODOS!

¡Gracias Lucas y Gracias amigos ventaneros!!

¡Besos!!

SITEMETER

online

Ir arriba